miércoles, 28 de octubre de 2009

recostada

recostada en el borde de tu manto,
quieta,
olvidada de mí,
en tus manos,
siendo tu instrumento,
sin color ni olor,
sin forma ni sonido,
llegando a donde Tú quieras,
haciendo lo que Tú ordenes,
relajada,
casi flotando,
diluida en un mar de olvido y presencia,
flotando suavemente entregada a tu ritmo,
protegida,
acogida,
esperada,
amada,
cuidada,
nunca abandonada.
recostada en el borde de tu manto
y de a poco siendo tu manto
y de a poco siendo Tú.
ahina

2 comentarios:

ahina dijo...

.

Romina Soledad Bada dijo...

"recostada" envuelta en una llama infinita que me abraza con fuerza ...

... y de a poco siendo tu !!!

Me re gustó Ahina jajaj

Besitos ♥