jueves, 8 de septiembre de 2011

abuelas y nietos II

- cuando corre, la mente cree que el amor se va...

- la abuelita ya no corre alrededor de la casa,
pero permanece (es) en la reposera con el tejido,
siguiendo con sus ojos el correr del nieto.
el amor no se va,
sólo que ya no corre!!! ja ja ja
ahina