viernes, 18 de noviembre de 2011

cuándo... cómo... por qué?

- todo el tiempo estoy luchando conmigo misma
por ese "no saber" y tener presente que no tengo
ninguna certeza.

- cuando la mente comprende
que no puede comprender,
se relaja, se rinde
y sólo se hace funcional.
quién eres tú "sabe" quien es,
no de la manera que la mente conoce como saber,
no hay "cómo" hacer esto.
sólo una y otra vez "mirar"
ese espacio que no tiene preguntas ni respuestas,
ese espacio de Silencio.
de repente la mente cesa en su intento
de preguntar y contestar,
desaparece en su modo conflictivo
y sólo queda en su modo funcional.
cuando cocinabas,
atendiendo a lo funcional de cocinar,
la mente cuestionadora despareció,
sólo quedó la funcional
y un "gran gozo" se hizo presente.
eso vivido, instante a instante,
es el paraíso del que se habla.
la mente pregunta una y otra vez,
insiste en resolver la pregunta
y la pregunta se resuelve
cuando la mente cuestionadora cesa
y sólo queda la funcional,
cuando lo que está aconteciendo,
en su ordinariedad y simpleza,
es perfecto y suficiente.
ahina

3 comentarios:

ahina dijo...

.

Xaro La dijo...

Esa mente insaciable que nunca tiene lo suficiente...pero llega el silencio y las respuestas son contestada...Todo está bien todo perfecto.

Gracias ahina bonito poema y reflexión.
Un abrazo

Leo Zen dijo...

Perfecto xD