martes, 10 de abril de 2012

se deponen las armas


a veces,
peleando con el enemigo imaginario
te "das cuenta" que es imaginario.
en ese instante,
se deponen las armas
y sólo surge la risa!.
ahina